Datos personales

dealgodon@live.com.mx

9.11.09

Qué hacer para ir al Infierno


Hace unos días tuve que ir a un lugar cercano al bosque Venustiano Carranza. Al salir, camino a mi troquita que estacioné cerca de los jugos, me detuvieron un par de muchachas de falda larga para hablarme de la palabra de dios, y de que estoy condenado a ir al infierno. Así de sopetón me lo dijeron (tuve que darle un largo sorbete a mi jugo de betabel con apio y limón). Motivado por mi falta de interés en esas cuestiones, les dije que tenía prisa porque me estaban esperando. Me preguntaron que si de verdad no me interesaba saber que estoy condenado al abismo. Respondí que no, que no me interesaba en ese momento pero que muchas gracias. De una bolsa que cargaban, sacaron la que sería su última carta en juego, un folletito para que lo leyera cuando tuviera oportunidad, ya que aún tenía tiempo de cambiar mi destino y no chamuscarme eternamente a lado de Hitler, Bush, Salinas, Cruella de Vil y Sergio Bueno.

Reproduzco el texto escrito en la contraportada del folleto. Dentro de éste, sólo se encuentra la palabra “Nada” como respuesta a la pregunta.

¿Qué hacer para ir al infierno? NADA! ¿Sorprendido?
No necesitamos hacer nada para ir al infierno porque ya lo hemos hecho. Delante de Dios, ya todos somos pecadores culpables. Lee Ezequiel 18:4

Hoy en día la mayoría de la gente no teme a Dios, porque no se dan cuenta de cuan horrenda cosa es el infierno. En el infierno solo hay gritos, lamentos y crujir de dientes! Lee Mateo 13:49 y 50.

Dios también dice que el humo del tormento de ellos ascenderá por siempre jamás. Lee Apocalipsis 14:10-11.

No pienses de que Dios es cruel al permitir que la gente vaya al infierno. La realidad es que El no quiere que nadie vaya allí. Es que la santidad y la justicia de Dios, demanda que el pecado sea castigado.

Tú no tienes que ir allí, porque Dios permitiá que Jesús cargase con tu castigo, tus sufrimientos y tus pecados sobre la cruz. Lee 1 Pedro 3:18 y Romanos 5:8.

Ahora, si tú le crees a Dios que Cristo pagó por tus pecados, y estás dispuesto a admitir que necesitas a Cristo, hazle saber en tu corazón a Dios, ahora mismo, de que tú aceptas al Señor Jesús como tu Salvador personal, y no irás al infierno.
Lee el evangelio de San Juan 1:12 y 5:24.



¿Un jugo natural antioxidante y salvarme de ir al infierno?, definitivamente era mi día para tomar la senda correcta. Lamentablemente mi vida sigue igual. Marlboro y Tecate lo agradecen. La iglesia bautista no puede decir lo mismo.

Dejo un par de décimas para la ocasión.


Hoy me pienso encarrilar

Al infierno es el destino
-Por mi culpa por mi culpa-
Hoy ofrezco mis disculpas,
Juro, seré un buen Bambino,
Ya me lo dijo hasta Frino:
Llegó el tiempo de cambiar,
Al salvador aceptar
Y dejarme ya de vicios,
Para librar bien el juicio.
Hoy me pienso encarrilar

Porque el chamuco está en todo
En las cumbias, en el rock,
Dicen, se encuentra en mi blog,
En la arena y en el lodo,
Hasta detrás de los codos.
Para él somos sus presas,
Seguro que te tropiezas
Como hicieron, Eva, Adán
Manzanas de Canatlán,
Satán les dio la sorpresa.

Trejo


Texto y fotografía de Trejo.

1 comentario:

anitastyles dijo...

yo ya me voy a ir al infierno!
maldigo haberlo visto :(

saludos veci!

Archivo del blog